Typologie du Paléolithique ancien et moyen PDF

Lasca typologie du Paléolithique ancien et moyen PDF sílex en cuyo dibujo es posible apreciar lo afilado de su borde. Cara inferior o ventral de una lasca, con su característica forma de concha de bivalvo. Después, la curva de la cara inferior se suaviza hasta casi desaparecer.


La « méthode Bordes » permet de distinguer facilement les pierres taillées, de les classer et dater, d’après leur forme, leur technique de fabrication, leur usage possible et leur lieu de découverte. Appliquée au Paléolithique ancien et moyen, elle autorise la description et la figuration de près de 10 000 objets qui témoignent de la culture matérielle de ces temps reculés. Un ouvrage de référence et un manuel d’initiation.

Dado que las rocas raramente carecen de impurezas o fisuras, la onda de fractura suele sufrir alteraciones que, lejos de ser un inconveniente, permiten estudiar mejor la talla a la manera prehistórica. Así, aparecen diversas señales muy útiles en el estudio de los artefactos prehistóricos tallados. Estas ondulaciones suelen indicar el origen del golpe con el que fue extraída la lasca, en el caso de que no se conserve el concoide o el punto de impacto. Las lancetas radiales son, en cambio, estigmas ahusados provocados por pequeñas impurezas. A partir de las mismas surgen, como rayos luminosos, o, mejor, como zonas de sombra muy alargada, unas marcas lineales que señalan el lugar de donde viene la onda de choque y hacia donde se expande. La esquirla parásita: justamente en el concoide, no siempre, pero a menudo, aparece una pequeña lasquita adherida o, si ésta ha saltado, su negativo.

No existe una explicación clara para este fenómeno, pero, al parecer, podría ser el resultado del reflejo de la onda de choque que forma una onda de fractura secundaria. La cara inferior o ventral, que es la superficie de desgarro de la lasca al desprenderse del núcleo y que, como hemos dicho, conserva el punto de impacto, el concoide y los demás elementos relacionados, de los que ya hemos hablado. La cara superior o dorsal, que es la porción de cara de lascado del núcleo que se extrae con la lasca. El talón, entre otras cosas, aporta información sobre si hubo o no preparación previa de la zona del núcleo que iba a recibir el impacto. Por eso, se distinguen diferentes tipos: Talón cortical: formado por la corteza natural de la roca que compone el núcleo. Talón diedro: formado por dos negativos de lascado previos.